Nueva dirección

Este blog cambio de dirección: Pinchar aqui

miércoles, 17 de septiembre de 2008

Restauración de bordados

Amargura

Tema complicado donde los haya, de una parte llegado el momento las mayordomias han de hacer muchos numeros para que las partidas que destinan las hermandades
a sus fines primordiales, cultos, caridad y formación no se vean menguados, por otro el criterio a seguir a la hora de abordar la restauracion, pasado o como se quiera llamar de los enseres bordados.

No llueve a gusto de todos y hay quien es partidario de conservar la mayor cantidad de piezas posibles, aunque estas tengan que ser reparadas o hayan perdido parte del brillo, otros prefieren que una vez terminada la restauración que el enser en cuestion se vea como si fuese de estreno, aun a costa de hacer practicamente todas las piezas nuevas. En ocasiones hay hermandades que directamente optan por la reproducción del enser siguiendo la traza y diseño del original, entre comillas por que no pocos enseres han sufrido varias intervenciones a lo largo de los años, unas mas afortunadas que otras. En otros casos se produce un enriquecimiento del enser, que tambien debe ser tomado con cautela, ya que puede desvirtuar el original.

En los ultimos años las hermandades en general han tomado conciencia de que los enseres no pueden estar guardados de cualquier forma ni en cualquier lugar. En no pocas casas de hermandad se han realizado inversiones para adecuar vitrinas y que los enseres sufran lo menos posible y estos puedan ser vistos durante el año. Otra cosa es ver si la forma en que estan habitualmente los enseres en dichas vitrinas es la ideal, en el caso de las piezas de grandes dimensiones o con gran cantidad de bordado quizas lo ideal es que estuviesen en posicion horizontal o incluso en un rulo o rodillo.
Eso si las hermandades deben seguir trabajando para que de un lado las condiciones de conservación sean las adecuadas y por otro ir tomando conciencia de que quizas una intervención menor o una limpieza bien realizada de vez en cuando, aunque pueda parecer algo costoso, pueden ayudar a evitar que con el paso de los años el deterioro haga que algun enser sea irreparable y de paso que a la hora de afrontar una restauración de mayor calado la factura sea de menor cuantia.

1 comentario:

La gata Roma dijo...

Me maravilla el mundo del bordado. Cuando entré al taller de cierto artista en la materia y lo ví recortando piezas, no me imaginaba el resultado que iba a tener. Era el mantolín de San Juan de cierta hermandad que tú conoces bien. Y del manto de la Amargura no hablo porque eso ya es tremendo…
Kisses

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...